La cirugía estética y la Fisioterapia

La rehabilitación es un concepto de recuperar la salud que ha evolucionado tanto como las nuevas terapias para trastornos de patologías y lesiones.

El deporte, saludable y recomendada su práctica con moderación por la medicina, es también responsable de lesiones y dolencias en músculos, articulaciones y ligamentos entre quienes lo realizan. La fisioterapia resuelve gran parte de estos percances y ayuda a una recuperación totalmente normal.

Al margen del deporte, también nuestra vida cotidiana produce alteraciones en la fisiología del cuerpo, especialmente a partir de la madurez. Son comunes los casos de cansancio, dolores y falta de flexibilidad.

La fisioterapia es una solución eficiente y segura para todo tipo de personas y edades.

La salud también está ligada a la belleza y a la estética, se haya producido o no una intervención quirúrgica. Los adelantos técnicos en fisioterapia permiten mejorar y potenciar la estética del cuerpo con total seguridad y garantía.

Antes y después de una operación de cirugía estética la fisioterapia puede mejorar los resultados de una intervención plástica, reducir sus afecciones, acelerar la recuperación y mejorar los resultados.

La lipoescultura es una de las intervenciones de cirugía estética donde el papel de la esteticista es más importante. Antes de la intervención mediante la información y preparación de los tejidos: hidratándolos y mejorando la circulación.

     

En el post-operatorio: El masaje terapéutico es fundamental en este momento: se comienza con el drenaje linfático suave para, después de un par de semanas, aplicar masajes de modelado manual y amasamiento.

El deseo de aumentar el tamaño de los senos por razones estéticas es el principal motivo que lleva a las pacientes a solicitar la intervención, aunque existen otras razones: amastia, o falta de desarrollo del pecho; atrofia, o involución normalmente relacionada con ptosis o caída del pecho; pérdida de tejido mamario postcirugía, quemaduras, traumatismo...

En el post-operatorio: Masajear los pechos, bajo nuestra orientación, hacia abajo y adentro a partir de las 48 horas de la cirugía.

La contaminación, las exposiciones solares excesivas y una alimentación desequilibrada hacen que los tejidos envejezcan prematuramente. Además, la grasa se acumula y las funciones principales se ralentizan. Mantener los tejidos en movimiento permite retrasar los efectos de la edad. Se reactiva la elasticidad y se reduce la celulitis desde dos niveles de acción: externa-epidermis e interna-hipodermis.

Hay toda una serie de problemas que pueden ser mitigados por la fisioterapia en caso de cicatrices retractiles, injertos, quemaduras recientes o antiguas, etc.

Un tratamiento completo reduce los problemas de contracturas, agujetas y traumatismos, y permite la optimización del rendimiento en la preparación muscular.