Tratamiento de Osteopatía

LA OSTEOPATIA es una terapia natural manual. Terapia holísstica e integral. Es un arte cuyo objetivo es reequilibrar los distintos sistemas del cuerpo humano, la normalización de los fluidos y de las diversas estructuras (articulaciones, músculos, órganos…) del cuerpo y la mente.

La ostepatía parte del concepto de ser humano como ser único, formado por un cuerpo físico y un cuerpo mental, inseparables en la salud y en la enfermedad, por ello, la osteopatía realiza un abordaje integral del sujeto, interesándose no solo por la enfermedad o los síntomas motivo de consulta, sino por el verdadero origen de ese trastorno.

El objetivo de la osteopatía es armonizar al individuo, teniendo presente que toda alteración de la estructura corporal repercute sobre la función de dichas estructuras, dando lugar a síntomas (dolor, falta de movimiento, estrés, cansancio…).

Los síntomas son la señal de alarma de nuestro organismo, es una llamada de atención sobre algo que no funciona bien, son mensajes que nos envía nuestro cuerpo para que busquemos una solución para aquello que no marcha bien.

¿Cómo es una sesión de osteopatía?

La sesión de osteopatía es siempre individual, en la que se establece un dialogo entre las manos del terapeuta y los tejidos del paciente. Consta de un primer tiempo evaluativo y un segundo tiempo terapéutico. En la primer parte el terapeuta se interesara por el estado de salud general y realizara una serie de test y palpaciones manuales para identificar las estructuras que han sufrido perdida de movimiento o estrés mecánico. Una vez identificadas dichas estructuras se aplicaran las técnicas manuales pertinentes para normalizar la función y eliminar los síntomas del paciente.

¿Qué técnicas aplica la osteopatía?

Las técnicas de elección varían en función de las características del paciente (edad, sexo, enfermedades asociadas…) y la naturaleza de la lesión (estructural, visceral, craneal, miofascial…). La batería de técnicas incluye manipulaciones de alta velocidad, movilizaciones lentas, técnicas de tejidos blandos, técnicas miofasciales...

La aplicación de las técnicas se hará respetando el límite del dolor del paciente.

Las sesiones de osteopatía son un impulso para nuestro cuerpo en el sentido de la curación y seguido de un tiempo de descanso (una semana mínimo) para que el paciente se adapte y participe en el proceso de curación, sin sobre estimular los tejidos en disfunción.

¿Quién puede beneficiarse de la osteopatía?

La osteopatía no tiene limite de edad en su aplicación, desde el bebe al anciano se pueden mejorar mediante la aplicación de tratamientos específicos en función de sus necesidades. El hecho de aplicar técnicas manuales en las que el terapeuta esta en constante comunicación con el cuerpo del paciente hace posible que la edad no suponga un factor excluyente.

¿Cuándo acudir al osteopata?

Es el momento de acudir al osteopata cuando presentemos cualquiera de estas lesiones o síntomas relacionado con ellas:

  • Lesiones de espalda (cervicales, lumbares, pinzamientos, hernias, contracturas).
  • Lesiones deportivas (esguinces, luxaciones, sobrecargas muscular).
  • Patología músculo esquelética (artrosis, artritis, fibromialgia, osteoporosis).
  • Alteraciones vasculares (varices, piernas cansadas) y linfáticas.
  • Trastornos gastrointestinales (estreñimiento, aerofagia, hemorroides, hernia hiato).
  • Trastornos esfera cráneo cervical (cefaleas, migrañas, vértigos, mareos).
  • Alteraciones craneales del bebe (plagiocefalia, tortícolis).
  • Patología mandibular (bloqueo mandibular, chasquido, dolor, bruxismo).
  • Estrés y ansiedad.

 

Volver a Especialidades